Viajar por negocios o vacaciones: ¿Es lo mismo? A nivel tecnológico, sí

Los viajes por vacaciones llenan en determinadas épocas del año las mentes de empresas hoteleras, de reservas y ocio en las principales (y no tan principales) destinaciones turísticas. O por lo menos eso nos parece. Pero lo cierto es que se reservan viajes durante todo el año, por ejemplo los viajes por negocios, que no son tan estacionales y suponen unos ingresos más recurrentes para el sector hotelero.

Además, hay que tener en cuenta que muchas personas aprovechan los viajes de negocios para hacer unas pequeñas vacaciones en el lugar de destino. Por lo menos, así lo indica el estudio de Booking sobre estos viajeros.

Los falsos tópicos sobre los viajes de negocios

Este estudio rompe algunos de los tópicos que teníamos asociados a los viajes de negocios, como por ejemplo la soledad de las habitaciones de hotel, el desajuste del jet-lag, las pesadas reuniones o los incómodos desplazamientos.

En realidad, el estudio revela que más de la mitad de estos viajeros ven como una ventaja el hecho de viajar por trabajo, y la posibilidad de conocer nuevas culturas y visitar nuevas ciudades. Además, aprovechan para hacer vacaciones y para tener tiempo para ellos mismos.

La tecnología, esencial en cualquier viaje

Un punto que sí tienen en común los viajes de negocios y vacacionales es el uso cada vez más intensivo de la tecnología. Un estudio reciente de Egea, Business Travel and Technology Survey 2017, revela que lo que más valoran los viajeros de negocios, por encima del embarque prioritario y el acceso al lounge del aeropuerto, es el acceso a la tecnología y la integración entre dispositivos.

Por ejemplo, un 66% de viajeros quiere gestionar y reservar sus viajes desde el dispositivo móvil, y un 50% evitarían la interacción humana excepto en el caso de que tuviesen algún problema (en este caso sí que agradecen que los atiendan de forma personalizada).

Así, la satisfacción de este tipo de viajero pasa por disponer de herramientas tecnológicas que le permitan que el viaje sea más eficiente y productivo. E igual que el estudio anterior, también indican que en general los viajes de negocios son les más placenteros que el trabajo del día a día, y que las líneas que separan el viaje de negocios y el de placer cada vez están más desdibujadas.

El futuro de los viajes es tecnológico, y es móvil

Si tenemos todo esto en cuenta, no hay duda de que el futuro de los viajes, sean del tipo que sean, pasan cada vez más por el móvil. Tanto para realizar reservas como para gestionar todo lo relacionado con el viaje, así como la disponibilidad de Wi-Fi gratuita, integración de dispositivos... En resumen, cualquier tecnología que les haga el viaje más cómodo, fácil y (en viajes de negocios) productivo. Y desde el móvil.

Por ello, tanto compañías de reservas, aéreas o hoteleras necesitan apostar por la tecnología y priorizar el canal móvil, las que todavía no lo han hecho, e implementar mejoras y actualizaciones constantes las que ya tienen una estrategia en marcha en este canal. Para los usuarios, disponer de esta tecnología en su móvil es cada vez más una condición irrenunciable que no una comodidad.