Tu cliente se ha identificado… ¿Pero existe?

Las tendencias cambian, porque los consumidores evolucionan e integran cada vez más la tecnología en su día a día. Por ejemplo, contratar servicios financieros directamente online, sin pasar por la oficina, o dar de alta una cuenta bancaria por internet es una posibilidad cada vez más real para muchas entidades. Pero la experiencia del usuario tiene que ser excelente: quieren que sea rápida, ágil y eficiente.

A la vez crece la necesidad de seguridad, especialmente en sectores como el financiero, que trata datos sensibles, y es el objetivo de la mayoría de intentos de fraude y suplantaciones de identidad. ¿Podemos saber realmente quién está dando de alta la cuenta? ¿Existe una persona real detrás de los datos que nos proporcionan?

Por ello, en ICAR hemos incorporado nuevas funcionalidades a nuestras soluciones para la verificación online de la identidad, como la prueba de vida o la autofoto.

Estas nuevas funcionalidades, que se aplican tanto a desktop como a móvil, tienen el objetivo de mejorar la usabilidad, la experiencia del usuario y la seguridad de los procesos de customer onboarding, o altas online.

La prueba de vida, o liveness, verifica si la persona existe

Una de las funcionalidades que mejor acogida ha tenido ha sido la prueba de vida, un paso más en la verificación por biometría. La solución identifica a la persona a partir de una autofoto y la comparativa de esta con el documento de identidad. Pero a menudo esto no es suficiente: por ejemplo, se podía falsificar la validación haciendo la foto a otra foto. Ahora, con la prueba de vida, la aplicación no hace la foto si la persona no realiza un cierto movimiento, como un guiño o pestañeo, para comprobar que está fotografiando a una persona real.

Mejora en la usabilidad: foto automática

Con el objetivo de mejorar la experiencia del usuario, fundamental para las empresas para evitar que los clientes abandonen el proceso, hemos implementado también la captura automática de la foto que se realiza el usuario como parte de la validación. Así, el usuario no tiene que preocuparse del enfoque o el encuadre, el sistema enfoca y captura automáticamente la foto sin necesidad de apretar ningún botón. Además, se mejora la calidad de la imagen de cara a la autenticación.

La mejora constante en las funcionalidades de nuestras soluciones responde a tres variables: la voluntad de las empresas de mejorar sus procesos para incrementar las altas de clientes y a la vez reducir el fraude; el deseo de los usuarios de que las experiencias online sean cada vez más ágiles, rápidas y eficientes; y la necesidad de responder de forma inmediata a las nuevas normativas y regulaciones relacionadas con la verificación de la identidad online.

¿Quieres saber un poco más? Te invito a conocer más sobre nuestra solución y realizar la prueba de verificación de la identidad. Un proceso sencillo, que se lleva a cabo en solo unos segundos. ¡Me encantaría conocer tu opinión al respecto!

¡Descárgate nuestra app!

  • available on the App Store
  • Android App on Google Play