Seguridad y UX, tendencias clave en el eFintech Show

Las personas ya no concebimos nuestro día a día sin tecnología: desde reservar un hotel para las vacaciones a abrir una cuenta online, comprar un libro en Amazon o consultar el tiempo en el móvil, hacer una transferencia o consultar el saldo de nuestra cuenta bancaria. Incluso hay quien controla la temperatura de casa con una simple app. Por poner solo algunos ejemplos.

Esto ha llevado a que el sector financiero y la tecnología tengan cada vez una relación más estrecha; de hecho, hay empresas que ya nacen con una estrategia claramente online y tecnológica, como es el caso de las Fintech.

La pasada semana, durante el 22 y 23 de marzo de 2017, se celebró en Barcelona el eFintech Show, un evento centrado exclusivamente en este sector, donde se presentaron las últimas tendencias en tecnologías financieras y de pago online.

Nuevo comportamiento de usuario, nuevas estrategias

La democratización de la tecnología ha provocado cambios en el comportamiento online del usuario. Y no hablamos solo de millennials, sino de cualquier persona con un móvil al alcance: hay muchos padres que son más pro-tech incluso que sus hijos.

ICAR, en su conferencia como experto en procesos de onboarding online para entidades financieras, expuso los cuatro factores clave en la nueva experiencia digital: el móvil como nuevo método de identificación del usuario; la facilidad de uso de la tecnología, la personalización, y la seguridad de los datos.

Este último punto es el que centra actualmente el interés de las empresas: cómo encontrar el equilibrio entre una experiencia de usuario usable y segura.

Entre UX y seguridad: buscando la fórmula del éxito

El reto del equilibrio entre usabilidad y seguridad: si una tecnología es una UX óptima pero un bajo nivel de seguridad, se incrementan las pérdidas por fraude online; si tiene una UX pobre pero elevadas barreras de seguridad, pierde clientes, y por lo tanto también beneficio.

En este escenario, ¿Cuál de los dos factores es entonces realmente importante? La clave del éxito es conseguir que la experiencia de usuario y la seguridad sean sinónimos. Para ello, es necesario ser proactivos, conocer a nuestro usuario ideal y transformar sus requerimientos en una experiencia agradable.

Las tecnologías biométricas son clave en este proceso: incrementan la percepción de seguridad del usuario, lo involucran en el control del fraude, y sus datos difíciles de falsear.

El aumento de la preocupación por la seguridad

Hace ya un tiempo que las empresas tienen claro que deben proporcionar una buena experiencia al usuario, a la vez que se preocupan por la seguridad para evitar las pérdidas por fraude. Pero ahora es también el usuario quién muestra cada vez más preocupación por la seguridad de sus datos personales y financieros.

Y no es casual: según los datos de Cifas, organización para la prevención del fraude, en el 2016 se produjeron los índices de fraude más elevados de los últimos trece años.

De los incidentes de fraude registrados por Cifas, el 53,3% fueron fraudes de identidad, de los que el 88% se produjeron online. Es decir, 9 de cada 10 casos de fraude de identidad se producen online. Por ello, cada vez hay más usuarios que quieren proteger su identidad y no exponerse a este riesgo.

El uso de diferentes técnicas de captación de datos y de verificación de la identidad, como la geolocalización, el Social Media Analysis y los onboarding progresivos, mejoran la rapidez y eficiencia del proceso, pero además permiten identificar de forma mucho más fiable y segura al usuario.

En resumen, las principales ideas expuestas en el eFintech Show apuntan en la misma dirección: hay que conocer a nuestro usuario y ofrecerle la mejor experiencia posible, fácil y rápida, sin olvidar que esta experiencia incluye la seguridad.