La validación de la identidad digital en el onboarding financiero

Decir que el mercado está cada vez más globalizado no es nada nuevo. Cualquier empresa del sector financiero sabe que hoy en día la digitalización es crucial, y que la competitividad dependerá cada vez más de los canales online. Sin embargo, decidir cómo digitalizamos, es decir, qué estrategias son las más adecuadas, ya no es tan simple. Por eso, un frecuente y detallado seguimiento de la evolución del mercado, tanto del comportamiento y hábitos de los usuarios como de la competencia, son esenciales para hacer frente a los nuevos escenarios digitales.

Por eso, la empresa IDC ha realizado un estudio para evaluar el grado de madurez digital de las empresas financieras en España, y en concreto de los factores que llevan a estas entidades a implementar soluciones de validación de la identidad digital.

Según el estudio, uno de los factores clave de la transformación digital consistirá en captar y retener a un nuevo tipo de cliente, con unas necesidades diferentes al cliente tradicional y que demanda servicios digitales ágiles y personalizables.

Para ello, centrarán las inversiones en tres áreas:

El onboarding financiero y la verificación de la identidad digital

La finalidad del proceso de onboarding es facilitar el registro y alta de nuevos usuarios. La verificación de la identidad digital no solo juega un papel esencial esta captación, sino que además facilita la gestión e interacción posteriores del cliente con los servicios digitales a los que quiera acceder.

Por lo tanto, la optimización del onboarding es estratégica para cualquier entidad financiera. Sin embargo, según los datos obtenidos en el estudio, solo un 33% de las organizaciones analizadas ha implementado sistemas de validación de identidad digital con automatización en la entrega y validación de la información.

El estudio muestra que hay entidades que tienen un alto grado de madurez digital, y por lo tanto una elevada competitividad en el mercado: El 20% de entidades utiliza el reconocimiento facial en su proceso de identificación del usuario, y el 13% ya está utilizando tecnologías inteligentes para determinar su comportamiento.

En este punto surge una duda: ¿Por qué si el onboarding financiero y la verificación de la identidad digital son dos factores estratégicos en los canales online, hay tan pocas entidades que tengan implementadas soluciones avanzadas?

Según el estudio, los motivos no tienen que ver con la tecnología en si o con la estrategia: El 80% de las entidades entrevistadas consideran que la barrera a superar para la adaptación de sus canales digitales es la cultura de empresa.

Así, aunque los canales digitales son considerados como estratégicos para la competitividad tanto actual como futura, todavía hay mucho camino por recorrer para alcanzar un grado óptimo de madurez digital. Eso sí, casi una cuarta parte de las entidades sí que han mostrado tener un buen nivel de madurez digital, muy probablemente las que marcarán el paso de la futura banca digital.

¡DESCÁRGATE NUESTRO EBOOK GRATUITO!

  • ¡DESCÁRGATE NUESTRO EBOOK GRATUITO!