Fintech: 5 predicciones para entender el 2016

La tecnología está transformando los procesos y flujos establecidos en el sector de servicios financieros. Esta frase tan concisa y descriptiva encabeza el reciente estudio de BI Intelligence sobre el ecosistema fintech, y las cinco predicciones que nos trae para este 2016.

Como ya hemos comentado en algún artículo, el pago vía móvil en el mundo pide cada vez soluciones más globales, a la vez que adaptadas a los nuevos hábitos de los consumidores y a los diferentes tipos de economías, como potencial de la banca móvil en África o el crecimiento del e-commerce en los países de Europa del Este.

Esto, como indica el estudio, tiene una doble vertiente: la gran cantidad de oportunidades que supone para las start-ups del sector fintech, con un mercado que cada vez se entiende más a nivel global; y la necesidad cada vez más apremiante de los grandes players financieros de renovarse y evitar la obsolescencia.

Dando un paso más, muchas empresas tienen la mirada puesta en el sector fintech no solamente para evitar perder usuarios, y por lo tanto ventas, sino incluso para incrementarlas mejorando las estrategias en el canal mobile. Las nuevas soluciones de pago no se entienden solo como un mal necesario derivado de la evolución tecnológica, sino que se perciben como todo un nuevo espectro de oportunidades.

¿Cuáles son pues las predicciones de BI Intelligence para el sector Ffintech en el 2016?

  1. La tecnología blockchain, la solución para las transacciones interbancarias. Esta tecnología, literalmente ‘cadena de bloques’, es la que utiliza el sistema bitcoin, y consiste, de forma muy simplificada, en un registro público de las transacciones realizadas, lo que aporta seguridad y transparencia a las operaciones. La predicción de IBI apunta a soluciones unificadas en las transacciones interbancarias, probablemente a través de un sistema de código abierto como la que ofrece R3CEV.

  2. Las soluciones de pago, cada vez más orientadas al consumidor. Las plataformas de pago de Samsung, Android y Apple mejoran cada vez más la experiencia del usuario, pero por lo que parece esto es solo el principio. Este será el año de la fidelización, a través de cupones, ofertas y promociones para incentivar la compra y el pago vía móvil.

  3. Las apps para gestionar los mPOS (puntos de venta móvil), un must para las pequeñas empresas. El uso de dispositivos móviles como punto de venta (mPOS) está teniendo una trayectoria similar a los smartphones, además de una amplia adopción por parte de pequeña y mediana empresa. Así, las apps que permitan gestionar y, sobre todo, que provean de datos que permitan analizar y tomar decisiones de forma eficiente tienen un nuevo mercado.

  4. Las apps de pedido rápido, un nuevo y provechoso canal para los restaurantes. Las plataformas que permiten realizar pedidos a restaurantes de forma fácil y rápida, pago incluido, suponen una parte sustancial de los beneficios de los restaurantes de comida rápida. La previsión apunta a que estos potenciarán todavía más los pedidos vía app a través de programas de fidelización y descuentos.

  5. La solución a los nuevos competidores, asociarse con ellos. La banca tradicional se enfrenta a los nuevos sistemas, no bancarios, que ofrecen soluciones de pago alternativas. ¿La solución? Acuerdos de partnership, e incluso adquisiciones. Los grandes players optarán por adquirir e incorporar las soluciones de las nuevas start-ups fintech. De hecho, ya se han realizado acuerdos de este estilo, como los acuerdos de ING y JPMorgan con Kabbage y OnDeck.

Después de este análisis, la tendencia general es clara: la competitividad pasa por la unión, no por el enfrentamiento. Ya sea con el consumidor, mediante fidelización y mejora de su experiencia, o con el acuerdo de grandes y pequeños players del sector fintech, vamos hacia un modelo win-to-win cada vez más global.