Claves para rentabilizar la inversión en transformación digital en el sector hotelero

La transformación digital no es una finalidad en si, sino un proceso constante. Como indica Xavier Codó, VP Managing Director Iberia & LATAM de Mitek, «no creemos que haya hoteles que puedan estar "digitalmente transformados" por completo, ya que la tecnología avanza y cambia a un ritmo vertiginoso. La necesidad de actualización es constante.»

Sin embargo, la cantidad de soluciones tecnológicas que la industria hotelera tiene a su alcance es abrumadora. ¿Cómo escoger la más adecuada para nuestro hotel? Aunque las empresas cada vez invierten más y mejor en nuevas tecnologías, el informe The Digital Transformation PACT Report muestra que una parte significativa de las inversiones no llega a buen fin: un 36% de empresas consultadas en más de 15 países ha cancelado algún proyecto de transformación digital, con un coste aproximado de medio millón de euros, y un 10% de los proyectos programados no se ha ejecutado. Según nuestra experiencia, los datos en la industria hotelera no son demasiado diferentes.

El uso inteligente de la información

Una de las principales claves de la transformación digital en hoteles consiste en el uso inteligente de la información. Internet nos proporciona una cantidad ingente de datos sobre nuestros usuarios, pero es esencial saber escoger qué datos necesitamos, filtrarlos e interpretarlos adecuadamente.

Esto permite a las cadenas hoteleras convertir la transformación digital en una línea estratégica, y no simplemente en una respuesta reactiva a los cambios en el mercado.

Tecnologías que aportan valor

Según el informe de SoftServe Digital Transformation Report 2017, la mayoría de empresas consideran que las tecnologías que les aportan más valor son las que se orientan a crear engagement o mejorar la experiencia del cliente.

Fuente: SoftServe


Sin embargo, las tecnologías que permiten automatizar procesos, como las soluciones para el check-in online, o mejorar la gestión interna, especialmente la financiera, son también altamente estratégicas.

La formación de las personas

Al final, las personas son responsables tanto de implementar la transformación digital como de utilizarlas de forma eficiente en el día a día. Por ello, es muy importante contar con personal cualificado o formar al actual.

Emilio Parrilla, IT Manager de Onagrup, considera que «es muy importante la formación en el sector. A la velocidad que se crean e implementan nuevas soluciones digitales, es esencial que el personal esté formado y sepa aprovecharlas al máximo no solo para ser más eficientes, sino para dar una mejor respuesta al cliente en cualquier situación.»

Conocer y eliminar las barreras

Como sucede con cualquier cambio, la transformación digital no está exenta de barreras. De acuerdo con el estudio de Roland Berger y Siemens, El reto de la transformación digital de la economía, las dos principales barreras son la resistencia al cambio y la estimación de costes.

En el primer caso, formar e informar adecuadamente al personal sobre las ventajas de la transformación digital es esencial, no solo para que la aprovechen mejor, sino para que la entiendan y la interioricen. El problema de la estimación de costes no es a menudo un problema financiero, sino de cultura de empresa: Se entiende la inversión en transformación digital como un gasto, y no como una inversión. A menudo es tan necesaria una buena planificación financiera como un cambio de enfoque a nivel estratégico.


La inversión en soluciones tecnológicas no es solo necesaria para dar respuesta al mercado, sino que debe ser estratégica y proactiva. Pero, sobre todo, debe hacerse en base a los datos y a un detallado conocimiento de nuestro cliente final. La tecnología tiene que aportarnos valor a nivel interno y aportárselo a nuestro cliente, para ser rentable.