Análisis del mercado actual de la verificación de la identidad digital

Las relaciones digitales entre una empresa y sus clientes se basan en la confianza. Una de las manifestaciones de esta confianza es la seguridad de que la identidad de la persona es válida. Es decir, por una parte, que la identidad digital corresponde a una identidad real, y por otra que esta identidad real corresponde a la persona que tenemos al otro lado de la conexión, que no se trata de una identidad suplantada o robada.

Un reciente estudio de Gartner, Market Guide for Identity Proofing and Affirmation, ha analizado a fondo el mercado actual de la verificación de la identidad digital, especialmente en relación a nuevos avances en este campo, y a la aceleración en la digitalización de muchas empresas y sectores que ha comportado la epidemia de COVID-19.

¿Qué novedades nos ha aportado el estudio de Gartner?

1. Una visión más compleja y profunda del mercado de la verificación de la identidad digital

Según el estudio, el mercado de la verificación de identidad abarca una amplia gama de funcionalidades que se pueden clasificar en dos categorías de herramientas. Por una parte, las herramientas de comprobación de la identidad, que demuestran que la identidad corresponde a una persona real, y las herramientas de afirmación de la identidad, que incluyen una gama más amplia de funcionalidades. Estas últimas contribuyen a generar confianza, pero no pueden, por si mismas, validar la identidad, ya que no pueden probar que el usuario que reclama la identidad es auténtico.

2. Una actualización del impacto del COVID-19 en la transformación digital

En muchas organizaciones, la transformación digital se ha acelerado a causa de la pandemia de COVID-19. Por ejemplo, el uso de la banca digital se incrementó, tanto por el confinamiento como por la percepción de los consumidores del dinero físico como posible canal de transmisión del virus. Esto ha vuelto a centrar la atención en el proceso de onboarding digital como requisito crítico para operar online.

3. Un análisis global de los tipos de soluciones existentes

Actualmente existe en el mercado una amplia gama de soluciones de verificación de la identidad que incluyen múltiples funcionalidades. Esto puede transformarse en un problema para las empresas, tanto a la hora de escoger la solución y el proveedor, como para integrar la solución en su sistema y gestionar los flujos del proceso. Pero, en última instancia, la tecnología más adecuada estará definida por el canal de interacción y el grado de confianza requerido en la verificación de la identidad, y probablemente será necesario combinar diferentes técnicas para conseguir los resultados deseados.

Según el estudio, la previsión es que en el 2022 el 80% de organizaciones utilice soluciones de verificación de la identidad centradas en documentos, como por ejemplo Mobile Verify de Mitek, como parte de sus procesos de onboarding, lo que supondría un incremento del 30% respecto a la actualidad.

4. Un descubrimiento sobre la verificación por biometría facial

Los datos muestran un sesgo demográfico en los resultados de algoritmos de reconocimiento facial. Aunque hace ya algún tiempo que se detectó este posible sesgo en características de raza, edad, género y otras, en los últimos meses este factor está despertando más interés por el impacto negativo que puede tener en la marca el hecho de que los procesos den peores resultados de verificación en un determinado segmento de la población.


Las conclusiones del estudio son especialmente interesantes, por ejemplo la recomendación de seleccionar las funcionalidades de una solución de verificación de la identidad en función del customer journey, así como evaluar en qué punto del proceso las herramientas de comprobación y afirmación de la identidad pueden añadir valor, combinadas con herramientas de autenticación y detección del fraude.