3 tendencias tecnológicas del sector hospitality para el 2018

Internet cambió totalmente la forma de entender las relaciones entre las personas y las empresas. El usuario pasó a tener un papel activo en la creación, difusión y consumo de la información. La democratización de la tecnología, por otra parte, hizo que el mercado de usuarios conectados creciese, y todavía crezca, de forma casi exponencial año tras año.

Esto se tradujo en un cambio en el paradigma de comunicación de las empresas, en nuevos modelos de negocio y una descentralización de la información, que pasó de estar en manos de las empresas a estar en manos de cualquier persona con un ordenador y conexión a internet.

Y cuando todavía estamos adaptándonos a este panorama, llega el móvil, y con él un nuevo sentido de urgencia e inmediatez en los usuarios. Todo tiene que estar disponible en el momento y desde cualquier lugar. Ha cambiado la forma en la que interactuamos con nuestros usuarios, y lo más importante, el móvil ha cambiado la forma en que los usuarios esperan que interactuemos con ellos.

El sector hospitality, después de unos años dudando sobre hasta dónde debía invertir en tecnología, ahora lo tiene claro: la inversión debe ser constante y debe ser en móvil.

Los viajeros vienen del norte, y vienen con móvil

Según los últimos datos de Expedia, se ha incrementado el número de reservas vía móvil de países nórdicos hacia España, concretamente de países como Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Alemania y Suiza. Estos viajeros constituyeron un 20% del total, y el 25% de la demanda la hicieron a través de un smartphone.

Es una tendencia se prevé que todavía aumentará más en el 2018. Además, son un perfil de viajero especialmente interesante para el sector hospitality, ya que suelen reservar con más antelación (42 días de media) y a quedarse más tiempo (una media de tres días).

La experiencia tiene que ser omnicanal

Aunque el futuro es claramente móvil, el ordenador todavía juega un papel esencial en el proceso de reserva de viajes. De hecho, según los estudios de Google, los viajeros utilizan el móvil para buscar información sobre la destinación, los hoteles o actividades a realizar. Pero muchos de ellos reservan desde el ordenador, hasta cinco veces más que desde el móvil.

Sin entrar ahora a analizar el porqué de esta tendencia, lo que sí está claro es que de momento el usuario necesita pasar de un dispositivo a otro de forma fácil y sin perder información. Los procesos de reserva que sean cómodos, ágiles y transparentes muy probablemente conseguirán incrementar el número de reservas vía móvil, y mejorar la experiencia de sus clientes.

El hotel y la comunidad estarán totalmente conectados

Una de las cosas que más valoran los huéspedes, especialmente los millennials, en los hoteles es que les ayuden a encontrar experiencias locales, alejadas de las actividades turísticas que puedan encontrar en cualquier guía. Por ejemplo, un tour en una destilería con un experto local, una degustación de productos locales, conocer de primera mano costumbres y tradiciones... Como si el viajero fuese un nativo, uno más de la comunidad local.

La fórmula perfecta es que el usuario pueda disponer de esta información en su móvil, con antelación y durante su estancia, por ejemplo en una aplicación del hotel que permita un check-in cómodo y seguro, y que demás le proporcione acceso a información exclusiva sobre experiencias locales.


Estas son las tres tendencias que extraemos de los datos y estudios del último trimestre del año. Pero con la rápida evolución de la tecnología, seguramente surgirán nuevas tendencias y oportunidades en poco tiempo. El reto para el 2018 será conocer lo suficiente a nuestro usuario para adoptar las tendencias tecnológicas que más se adapten a él.